Consejos para tratar la ansiedad en el embarazo

La ansiedad en el embarazo se podría definir como una sensación de peligro que no es fácil verbalizar pero que nos afecta mucho y condicionan nuestras vidas. Es normal que pase durante el embarazo ya que, en este periodo, se presentan muchos cambios físicos y hormonales en nuestro cuerpo. Obviamente, existen varios grados de ansiedad y dependiendo de la frecuencia de los episodios, conviene consultar con el médico cuáles son los mejores métodos para tratar la ansiedad en el embarazo.

¿Qué causa la ansiedad en el embarazo?

Pueden ser muchos los factores que causan ansiedad en el embarazo, entre los más comunes tenemos el propio embarazo y las alteraciones clásicas de este como por ejemplo las alteraciones en el ciclo del sueño, o los cambios hormonales. También las tareas domésticas y la dificultad de compaginar la vida laboral y familiar pueden ser un foco de estrés y obviamente, el trabajo, ya que no es fácil seguir el mismo ritmo de productividad por el cansancio y el clásico malestar del embarazo.

Claves para tratar la ansiedad en el embarazo

El primer consejo es tomarte un poco de tiempo para ti misma. Esto quiere decir que quizás haya llegado el momento de practicar ese hobby que tanto te apasiona y que nunca te animaste a hacer o empeñar un día o medio día a la semana para dedicarte al cuidado de tu belleza física (por ejemplo, pintarte las uñas o hacer una mascarilla casera)

En segundo lugar, te recomendamos hacer ejercicio. A no ser que tengas indicaciones de tu médico, es muy recomendable que te muevas con actividades físicas como la natación, pilates o yoga. Estos ejercicios te ayudarán a relajarte y a mantenerte sana y en forma durante el embarazo.

También es recomendable coger rutinas de paseo. Esto te ayudará no solo a relajarte, sino también a distraerte mientras estimulas tu circulación sanguínea. Es un ejercicio muy bueno que puedes practicar cada día. Una media hora por el parque con alguna amiga o con tu pareja te serán más beneficiosas que cualquier medicina o cualquier visita a un psicólogo.

Te recomendamos también que pruebes con la luminoterapia o técnica de la luz: realiza algunas respiraciones mientras piensas en que estás inspirando luz y espirando preocupaciones y estrés. ¡Funciona!

En quinto lugar, no te podemos dejar de decir lo siguiente: Exprésate. Los miedos y las dudas que surgen con el embarazo son totalmente normales y pueden irse acumulando dentro de ti, aumentando tu ansiedad. Lo mejor para evitar que esto suceda es hablar de tus problemas, expresar tus sentimientos con personas de confianza y llorar si es necesario.

Finalmente, te recomendamos asistir a los cursos de preparación al parto. El parto es un momento difícil y una de las principales causas de ansiedad en las mujeres. Por ello, es muy favorecedor empezar a afrontar lo que se viene. Obtendrás muchas cosas de esto: harás nuevas amigas que están pasando por lo mismo que tú, tendrás mucha información sobre el parto y te sentirás más segura con lo que está por venir.

Recuerda: Pasada la ansiedad, todo será positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies