Descubre las mejores soluciones para acabar con la eyaculación precoz

La disfunción eréctil y la eyaculación precoz son unos de los problemas más comunes entre los hombres. Consiste en la pérdida o falta de control sobre el impulso eyaculatorio, que surge durante la fase del orgasmo mientras se están manteniendo relaciones sexuales, y que provoca que la eyaculación se produzca mucho antes de lo que tenías pensado. La famosa disfunción eréctil o eyaculación precoz, consiste principalmente en un problema psicológico relacionado directamente con una mala experiencia sexual en el pasado, el nerviosismo, la ansiedad sexual o la falta de experiencia. Aunque también puede ser un problema físico que venga desde hace tiempo.

Existen dos tipos de eyaculación precoz; la primaria y la secundaria. La primaria se refiere a esos casos en los que la precocidad siempre ha estado presente en la persona, que nunca ha sido capaz de controlar su eyaculación. Mientras que la segunda se refiere a esos casos en los que por diferentes causas, una persona ha perdido el control sobre la eyaculación.

No hay que confundir con la impotencia, ya que ésta se refiere directamente a la falta de erección al mantener relaciones sexuales. Aunque si que es cierto que a veces la disfunción eréctil y los problemas que provoca, acaba desembocando en impotencia.

¿Cómo ponerle solución?

disfuncion

Si ves que no puedes controlar tu eyaculación de una forma continuada, lo más recomendable es que acudas a algún especialista en urología, así como a un psicológo sexólogo. Pero únicamente debes preocuparte cuando esto te ocurra regularmente, ya que si tan solo te ha pasado de forma esporádica, entra dentro de la normalidad.

Son diferentes las posibilidades para ponerle solución a este problema, pudiendo seguir un tratamiento psicológico o un tratamiento médico. Hay veces que con un tratamiento psicológico puede bastar, y de hecho es la causa más frecuente. Malas experiencias sexuales en el pasado, ansiedad, nerviosismo, etc., pueden provocar que no puedas controlar tu eyaculación y con una terapia piscológica es posible ponerle solución.

Por lo general se suele llevar a cabo un tratamiento de psicoterapia sexual que trata de enseñar los métodos para la detección, así como aprender a controlar la eyaculación. Si el caso es demasiado extremo, se puede llegar a recurrir a la cirugía. Esto suele ser habitual en aquellas personas que tienen una excesiva sensibilidad en el glande.

Nosotros nos quedamos con la terapia médico-psicosexológica, que consiste en administrar diferentes medicamentos diseñados especialmente para retrasar la eyaculación, además de seguir una terapia, que se puede llevar a cabo con o sin pareja. Normalmente, estas terapias suelen durar alrededor de 3 y 6 meses y cuentan con nada más y nada menos que con un 95% de éxito.

¿Existe alguna complicación con el tratamiento?

No debería haber ningún tipo de complicación, ya que es un tratamiento totalmente normal y corriente. Eso sí, pueden haber diferentes causas que compliquen el éxito de esta terapia, como el pensamiento de fracaso, contar con una pareja que no se muestra nada colaborativa con el problema, la falta de comunicación, etc.

Lo más recomendable para que el éxito de la terapia sea total, es acudir cuanto antes a un especialista y dejar todos los prejuicios a un lado. Hay que encontrar la solución cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies